308 páginas después…

portada…acaba de empezar el trabajo. Lo primero ha sido celebrar este hito. He acabado un borrador de más de trescientas páginas en mes y medio, por mucho que me quede por delante necesito y me merezco un descanso. No serán más que unos días. Tal vez dos semanas, tal vez una, tal vez un mes… El caso es que todo el mundo que sabe sobre este tema recomienda dejar reposar el borrador un tiempo. Casi todos coinciden en que un mes es el tiempo adecuado, pero me conozco y sé que no voy a ser capaz de aguantar tanto tiempo.

Después tengo por delante un sinfín de correcciones a diferentes niveles. Empezaré por una lectura rápida del borrador y a decidir los posibles cambios en la trama, en la estructura de los capítulos, en la forma de plantear cada escena, etc. Cambios que supongan reescrituras, añadidos o borrados. La siguiente corrección se encargará de decidir qué escenas podrían ser enfocadas de otra manera, y reescribirlas. Por último llegará la corrección de estilo: faltas de ortografía, corregir repeticiones, expresiones, frases inadecuadas, etc. Conllevará reescribir algunas partes y tras finalizar esta corrección, tendré que repetirla una y otra vez, hasta que pueda leerla del tirón y no cambiar ni una coma.

Si por entonces aún sigo con vida, tendré que tomar una decisión con respecto a qué hacer con ella. Las opciones son cuatro: enviarla a editoriales con la esperanza de que la lean y decidan publicármela, traducirla a gallego e intentarlo con editoriales de aquí, presentarla a concursos literarios o autopublicarla para tener mi ejemplar en la estantería al que poder mirar con orgullo.

Ahora toca descansar, no sin antes echar la vista atrás y agradeceros a todos los que la habéis seguido y que me habéis ayudado con vuestras críticas, comentarios y palabras de ánimo. Ha sido un mes y medio donde he sido un poco pesado a veces, y por eso estoy aún más agradecido. A Jacob, Erika, Begoña, Patricia, Camilo, Alberto y Gerardo, que me han ayudado mucho especialmente al principio con sus comentarios. A Pili Galán, Xoel y Cargil, que han estado ahí de principio a fin. Y sobretodo a dos personas que con sus palabras y sus silencios me han hecho sentirme apoyado, porque en todo momento sabía que me leían, y que aunque hubiese escrito un borrador de cien mil palabras sin sentido, igualmente se las habrían zampado. Marta y Rosa, se merecen un lugar especial en estos agradecimientos.

Y bueno, a los que la hayan leído sin hacer ruido. Gracias también.

Y para los que aún no lo han hecho, y pretenden hacerlo ¡Esperad! A estas alturas es mejor que esperéis un par de meses, y que lo hagáis con la versión corregida. De hecho, es probable que en unos días elimine el enlace a la novela completa para que nadie más se la pueda descargar.

En el futuro, abandonaré el ritmo de publicación de entradas diario que llevaba, pero seguiré informando sobre el proceso de corrección, publicaré algún relato si surge y os mantendré al tanto de los plazos que me vaya marcando para las correcciones. Por lo de ahora acudiré hoy a imprimir y encuadernar el borrador, para poder trabajar sobre él.

Gracias otra vez por estar ahí ¡Hasta la vista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *