Día 14: Aprendiendo

Si para algo me sirve este reto es para aprender. Estos catorce días que llevo dedicándole varias horas al día a la ardua tarea de escribir me he sentido como un escritor profesional. Y me imagino que así será su día a día. Bueno, tal vez algo menos ocupado que el mío, pero viéndose obligado a trasnochar, a sentarse frente al ordenador y obligarse a escribir cuando el ánimo le pide otra cosa. Es duro y gratificante a partes iguales.

Más cosas que he aprendido estos días es la importancia que tiene una buena planificación. Y cobra especial importancia en los momentos en los que la imaginación no quiere fluir y tienes que seguir escribiendo. Con un plan establecido tienes a qué agarrarte. Ya vendrán días de inspiración para improvisar, llevar la historia a donde te pide el cuerpo y dejarte llevar por el espíritu narrativo.

Y por último, que no puedes limitarte a escribir en aquellos momentos en los que te entran unas ganas irresistibles de hacerlo, porque nunca terminarás tu obra. A veces, hay que obligarse a hacerlo y tirar para adelante consciente de que puede que no te esté quedando todo lo bien que querrías. Pero ya lo corregirás. Tú sigue escribiendo. Escribe y escribe.

Y bueno, hoy he decidido dejar este capítulo cerca de su final. Mañana tendré más tiempo y espero rematar éste y empezar el siguiente. Dicen que es bueno dejar los capítulos a medias, para retomar la escritura con más ganas. Lo probaré estos días.

¡Hasta mañana!

DATOS DÍA 14:

Capítulos escritos: 9/30

Palabras del capítulo: 1937 (por ahora)

Palabras en total: 40085

Palabras escritas hoy: 1937

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *